Presencia del Estado y de la Empresa

Tengo puesta la atención en los últimos días sobre la presencia del Estado a lo largo y ancho del país. Veo con preocupación lo que muchos ya saben, que es que el Estado no llega muy lejos fuera de Lima y las capitales de departamento. La presencia del Estado es una condición necesaria para el mantenimiento del orden, para la provisión de servicios básicos y para asegurar el funcionamiento del mercado. Sin embargo, con estupor, vemos que nuestro Estado, al que algunos llaman grande e ineficiente, no consigue siquiera tener presencia en todo el territorio nacional.

Así pues, percibo en la población el justo reclamo de ser dejadas de lado.  Allí donde no llega el Estado con carreteras, pistas, electricidad, policia, postas y colegios, mucho menos llega con capacidad para enfrentar problemas de mayor gravedad. A ello se agrega la percepción largamente establecida que el Estado y sus representantes son incapaces técnicamente de resolver problemas y que además no tienen recursos. Aunque con seguridad, en la mayor parte de nuestra historia republicana ha sido así; este periodo representa una excepción, al menos en términos de recusos disponibles. He allí el acertijo.

Dada esta percepción generalizada sobre la capacidad y recursos del Estado, cuando una empresa comienza operaciones en la mayor parte de nuestro territorio debe enfrentar las expectativas de la población que, ve en aquella empresa, la capacidad técnica, los recursos y la avaricia que justifica casi cualquier pedido. De esta manera, las empresas enfrentan demandas inatendibles pues se les pide ser Estado y Empresa a la vez.

Demandas para que traten el agua, para que den electricidad, para que contruyan pistas, etc, etc son usuales cuando uno conversa con los peruanos de a pie. Son justos reclamos, pues necesitamos esto para poder crear condiciones tales que permitan iniciar nuestro desarrollo. Ciertamente la responsabilidad de las empresas, aunque heterogenea, es importante a través de sus programas de Responsabilidad Social Empresarial atendiendo de manera conjunta algunas funciones propias del Estado. Sin embargo, mi punto principal es que el Estado debe ser capaz de trabajar conjuntamente con la empresa y con las comunidades locales en la atención a sus requerimientos: Juntos o muertos. Nada nuevo, sólo algo que me dió dos vueltas en la cabeza y lo tuve que sacar.

Una respuesta a Presencia del Estado y de la Empresa

  1. Fabio dice:

    Sobre un marco interesante para abordar el tema de la presencia o ausencia del Estado ver:
    http://josetalavera.blogspot.com/2008/07/accidentes-de-trnsito-y-ausencia-del.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: